cabezote principal 33fd8
Las redes sociales se han convertido en el escenario de conversaciones, encuentros y desencuentros de la sociedad actual, sobre todo para el público más joven, por lo tanto los procesos educativos no pueden darse al margen de estas nuevas dinámicas de socialización, intercambio y construcción colaborativa. 
 
Es tal el impacto de las redes sociales en la escuela, que los maestros acostumbraban quejarse de lo difícil que era concentrar su grupo en las actividades académicas cuando disponían de computadores, tabletas y celulares con conexión a internet, porque los niños y jóvenes se distraían todo el tiempo revisando sus cuentas en Facebook. Incluso, en algunos casos preferían no llevarlos a la sala de cómputo de la institución educativa, porque allí con el acceso a redes sociales se desdibujarían  los objetivos pedagógicos y formativos de la clase.
imagen joven uno e242a
Poco a poco, los maestros se han visto en la necesidad de cambiar la polaridad negativa de esta situación, empezando por aceptarla, entenderla y dejar la infructuosa lucha contra ella. El punto es: si navegar en Facebook u otras redes sociales es un hábito generalizado en niños y jóvenes ¿por qué no usarlas para fortalecer los procesos educativos?


Cuando se toma la decisión de llevar las redes sociales al aula, el trabajo puede orientarse en dos líneas: su manejo y configuración y como entorno de aprendizaje compartido.



manejo confi redes on 600ecredes sociales entorno on 5d3e0ideas redes on 94c86

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar